NEIKER aportará su experiencia en la fitorremediación de suelos contaminados en el proyecto PhytoSUDOE

suelos contaminadosEl Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, NEIKER-Tecnalia, aportará su experiencia en la fitorremediación de suelos contaminados y, en concreto, en la evaluación de su eficacia mediante el empleo de indicadores microbianos dentro del proyecto PhytoSUDOE “Demostración de la mejora en la biodiversidad edáfica, funcionalidad y servicios ecosistémicos en terrenos contaminados y degradados mediante fitogestión dentro de la región Interreg Sudoe”.

El proyecto está coordinado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Santiago de Compostela) y, además de NEIKER, participan en el mismo la Universidad de Santiago de Compostela, Institut National de la Recherche Agronomique, Universidade de Coimbra, Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz, Universidade Católica Portuguesa, Universidad del País Vasco, Universidade de Aveiro y Laboratorio Nacional Portugués de Energia e Geologia.

El Programa Interreg Sudoe apoya el desarrollo regional en el sudoeste de Europa, financiando proyectos transnacionales a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

NEIKER liderará el estudio de caracterización y evaluación de la biodiversidad en relación con las opciones de fitogestión y participará en la caracterización y evaluación de riesgo de emplazamientos contaminados e implementación de opciones de fitogestión adecuadas. Asimismo, participará en la prospección exploratoria de ingeniería de la diversidad funcional para la mejora de la eficiencia de la fitogestión.

Red de emplazamientos de fitogestión

Gracias a su participación en el proyecto, NEIKER tendrá acceso a una red de emplazamientos de fitogestión distribuidos por diferentes regiones del sudoeste de Europa y colaborará con otros grupos europeos de referencia en fitogestión de suelos contaminados.

El objetivo del proyecto PhytoSUDOE es demostrar el beneficio ambiental, económico y social de la fitogestión, y fomentar que gestores y propietarios de terrenos contaminados usen de forma generalizada técnicas de fitogestión como estrategia eficaz de gestión de riesgos. Esto solo puede lograrse mediante el establecimiento de una red transnacional de emplazamientos contaminados bajo fitogestión en toda la región del sudoeste europeo.

La contaminación del suelo es un problema medioambiental generalizado en el territorio del sudoeste de Europa. Los compuestos contaminantes alteran la calidad y funciones del suelo, y pueden afectar a la calidad del agua, la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la salud humana. La fitorremediación o fitogestión se presenta como una buena alternativa para la recuperación de suelos.

Las alternativas de fitogestión son menos invasivas y más rentables que las técnicas de ingeniería civil, y pueden incrementar la diversidad microbiana, el secuestro de carbono, y la calidad y funcionalidad del suelo. La falta de ensayos de campo que demuestren la mejora de estos servicios esenciales del ecosistema provoca una infrautilización de estas alternativas de fitogestión en el sector europeo de remediación de suelos contaminados.