Euskadi acude al SUMMIT Helsinki, la cita europea por la bioeconomía

delegacion_Finlandia_PEn este foro se marcará la estrategia europea de inversiones para impulsar la economía verde en sustitución del petróleo y sus derivados

La delegación vasca aprovechará su asistencia para visitar empresas del sector forestal para conocer la apuesta de Finlandia por la bioeconomía circular

Representantes del Gobierno Vasco, Baskegur (Asociación de la Madera de Euskadi), NEIKER-Tecnalia y USSE (Unión de Silvicultores del Sur de Europa) tomarán parte en el Foro de Inversiones en Bioeconomía que se celebrará el 14 y 15 de diciembre en Helsinki. La cita en la capital de Finlandia tiene como principal objetivo canalizar la apuesta pública y privada para impulsar una verdadera estrategia comunitaria en pro de la llamada economía verde.

Más de 30 expertos de todo el mundo compartirán con los asistentes sus puntos de vista sobre cómo poder conjugar el crecimiento económico con el respeto al medioambiente.

“Es importante conocer el modelo de Bioeconomía y la apuesta estratégica de Finlandia -y de otros países del norte de Europa- porque aunque su modelo, por la dimensión, y su realidad de partida es muy diferente han implementado una política de inversión y desarrollo, implicando a las empresas, que les ha permitido ser líderes en el desarrollo de la economía verde”, destaca Oskar Azkarate, director de Baskegur.

Por su parte, Leire Barañano, directora general de NEIKER-Tecnalia, ha manifestado que “la bioeconomía es una apuesta de futuro y una oportunidad para Euskadi y casos como el finlandés suponen todo un ejemplo, aunque cada región debe encontrar su propio modelo. Parte de nuestra industria tradicional puede transformase y orientarse hacia soluciones ambientales y comerciales basadas en la bioeconomía, y conocer cómo han realizado esa transición en otras latitudes resulta fundamental”.

Los nuevos avances tecnológicos ya han logrado que la mayoría de los productos elaborados con el petróleo y sus derivados se pueda llevar a cabo con recursos biológicos renovables. En este sentido, existen enormes oportunidades ambientales y comerciales para una amplia gama de industrias: construcción, productos químicos, textiles, energía y plásticos.

Conocer la realidad del sector forestal-madera en Finlandia

Coincidiendo con la celebración del Summit de Bioeconomía en Helsinki, la delegación vasca ha programado un completo programa de visitas a empresas y encuentros profesionales para estrechar lazos con el sector forestal madera de Finlandia.

La Presidenta ejecutiva de USSE, Leire Salaberria ha insistido en que “las visitas y encuentros profesionales programados tienen como eje común conocer los proyectos más destacados en investigación y desarrollo en el campo de los biomateriales para construcción y la llamada química verde”.

La delegación vasca ya ha visitado el “BIORUUKKI pilot centre” destinado a proyectos de innovación para empresas de bioeconomía circular. Una firma especializada en soluciones energéticas bajas en carbono, productos químicos sostenibles y nuevos productos basados en la biomasa. El grupo de trabajo procedente de Euskadi también conocerá de primera mano la apuesta estratégica más importante de Finlandia en el sector forestal: la fábrica de bioproductos de Äänekoski que gracias a una millonaria inversión es capaz de producir bioproductos como el aceite de resina, la trementina, el biogás y la bioelectricidad. Otra de las visitas, a Storaeso, permitirá conocer las innovaciones logradas en el uso de la madera para embalajes a fin de lograr que cada vez sean más sostenibles y eficientes.

El país nórdico es todo un ejemplo en la transición hacia una bioeconomía circular. El 80% de las viviendas familiares se realizan en madera, logran generar electricidad de procesos como la generación de pasta de papel e incluso han desarrollado un combustible diésel renovable con base vegetal que utilizan para propulsar el transporte público. Los beneficios que genera la actividad forestal, bajo criterios de sostenibilidad, llega a gran parte de la sociedad ya que 1 de cada 5 finlandeses es propietario de una zona boscosa. Sólo el sector forestal-madera genera 70.000 empleos directos a los que han que sumar los nuevos puestos de trabajo de alta cualificación relacionados con el impulso a la economía verde. Todo un ejemplo del que Baskegur y el resto de la delegación vasca tomará buena nota.